em_australia
Embajada de Venezuela en Australia
Tareck El Aissami: Agresión imperial es una conjura internacional contra Venezuela PDF Imprimir E-mail
Escrito por PRENSA MPPRE   
Lunes, 27 de Febrero de 2017 00:20

Tareck El Aissami: Agresión imperial es una conjura internacional contra Venezuela

 
 MG 0019
 

Caracas, 26 de febrero de 2017 (MPPRE).- El vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Tareck El Aissami, señaló que las acciones del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (EE.UU.) en su contra, son parte de una conjura internacional contra la Patria de Bolívar.

En entrevista para el programa José Vicente Hoy, transmitido por Televen, mencionó que un ejemplo claro de que el país no guarda relación con el narcotráfico, son los resultados que en materia antidroga alcanzó Venezuela tras expulsar a la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

"La DEA hasta el 2005, cuando operaba aquí, solo decomisó 43 toneladas de droga promedio al año. Luego de la DEA, logramos duplicar la cifra de incautación de distintas drogas en el territorio nacional, lo elevamos luego de que ellos cesaran su funciones acá, que dicho sea además, sus funciones se relacionaban más con la injerencia y el espionaje", argumentó.

"Antes la DEA, hasta 2005, jamás y nunca capturó ningún narcotraficante. Durante mi periodo como ministro de Interior y Justicia, entre 2008 y 2012, capturamos más de cien importantes jefes del narcotráfico en el territorio, 21 de ellos fueron entregados a EE.UU. y otros 30 a la justicia colombiana, y esos son los que declaran en mi contra, para acusar a Venezuela y mi persona como parte de las redes del narcotráfico", mencionó.

Por otro lado, recordó que el país posee 53 instrumentos de cooperación antidroga en el mundo y que EE.UU. No tiene ninguno. "Nosotros inclusive tuvimos la presidencia de los Organismos Nacionales Encargados de Combatir el Tráfico Ilícito de Drogas (HONLEA) en 2009, en reconocimiento a las políticas antidroga del Gobierno Bolivariano", subrayó.

De igual forma, hizo referencia a los informes de las Naciones Unidas de los años 2008, 2009, 2010 y 2011, en los cuales aparece que Venezuela como uno de los primeros países del mundo en la lucha contra el narcotráfico. "No es un informe de la ONG, o alguna dependencia que se puede ser señalada de acompañamiento al proceso revolucionario, estoy hablando de Naciones Unidas", reiteró.

El Aissami adelantó que no es solo la captura de capos. "Fuimos declarados territorio libre de cultivos ilícitos de droga. Tenemos el récord de haber inhabilitado 359 pistas, 108 laboratorios, 111 aviones (...) y somos referencia en mecanismos tecnológicos de destrucción temprana de droga incautada porque poseemos 10 incineradores de droga", justificó.

Asimismo, informó que fueron confiscadas 115 aeronaves por su relación con el tráfico de sustancias ilícitas, así como 1.605 vehículos, 78 embarcaciones, 46 empresas y 454 inmuebles y fincas. También, expresó que en la nación se han aplicado leyes para ser más contundentes y evitar que bienes asociados al narcotráfico puedan ser traspasados.

La maniobra de los EE.UU. es para el funcionario una conjura que obedece a un plan continuado de desestabilización. "Esto lo intentaron hacer con otros pueblos, de acusar a gobiernos forajidos y cómplices del narcotráfico. Gracias a Dios hemos actuado con firmeza y hemos sido implacables. Esta infamia tiene sus horas contadas", dijo.

Respondimos con dignidad a la infamia imperial

Expresó este domingo que producto del acecho constante de los Estados Unidos (EE.UU.) a Venezuela, estaba preparado para una agresión imperial y que el país respondió con dignidad.

"Siempre hemos estado al acecho de la agresión norteamericana y estábamos preparados, por eso respondimos con dignidad", sostuvo, tras los señalamientos de los cuales fue víctima por parte del Departamento del Tesoro de EE.UU..

"En lo personal, como dije en las redes sociales, lo asumí como un reconocimiento a mi lucha antiimperialista, a mi condición de revolucionario, a la cual no renunciaré", subrayó sobre su apreciación de los hechos.

En este sentido, aseguró que atravesar actualmente por una situación en la que el país norteamericano ha atacado su moral, le ha generado mayor conciencia del compromiso histórico y mayor fortaleza en su convicción de revolucionario y chavista.

"Me siento privilegiado, estoy convencido de que vamos en el camino correcto", dijo El Aissami, quien reveló que la agresión imperial es un motivo para ratificar sus banderas por las causas revolucionarias. /YD

Última actualización el Lunes, 27 de Febrero de 2017 00:23
 
CARTA PÚBLICA AL DEPARTAMENTO DEL TESORO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA PDF Imprimir E-mail
Escrito por PRENSA MPPRE   
Jueves, 23 de Febrero de 2017 00:04

CARTA PÚBLICA AL DEPARTAMENTO DEL TESORO DE LOS ESTADOS UNIDOS DE NORTEAMERICA

 

Sr. Steven-Mnuchin

Su Despacho.-

Como ciudadano venezolano, y como Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, me dirijo a usted para responder a la emisión de acciones contra mi persona, de fecha 13 de febrero pasado, adoptadas a través de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de los EE.UU.

En primer lugar, como autoridad del OFAC, usted ha sido engañado por sectores políticos, cabilderos y grupos de intereses en EE.UU., cuyo interés fundamental es evitar que Estados Unidos y Venezuela reconstruyan sus relaciones políticas y diplomáticas sobre la base del reconocimiento y el respeto mutuo.

Estos grupos de interés no sólo carecen de pruebas para validar las gravísimas acusaciones que me han sido imputadas, sino que -por el contrario- han construido un caso de falso positivo para criminalizar -a través de mi persona- al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, nación que libra una lucha frontal y transparente contra el negocio trasnacional del narcotráfico.

Debe usted saber que cuando dirigí los servicios de seguridad ciudadana en mi país, entre los años 2008 y 2012, obtuvimos los más grandes avances de nuestra historia y del continente en materia de lucha contra los carteles de la droga, el negocio transnacional del tráfico ilícito de estupefacientes y sus estructuras logísticas. Entre esos años, las autoridades antidrogas de Venezuela bajo mi dirección, capturaron, encarcelaron y llevaron ante la justicia, tanto en Venezuela como en los países que los solicitaban, a 102 jefes de organizaciones criminales del narcotráfico. Del total de grandes capos capturados, 21 fueron deportados de forma expedita a los Estados Unidos y 36 a Colombia, de acuerdo a las solicitudes realizadas por las autoridades de cada país y en cumplimiento a los acuerdos internacionales de lucha contra el crimen organizado, hechos reconocidos oficialmente por los gobiernos de EE. UU y Colombia.

Entre los años 2005 y 2013, el promedio de incautación de droga por parte de las autoridades venezolanas ascendió a 56,61 toneladas anuales, cifra muy superior al promedio de 34,94 toneladas al año, en los seis años inmediatamente anteriores, cuando la Agencia Antidrogas de EE.UU (DEA) operaba en Venezuela. Este dato por sí solo deja en evidencia la falta de compromiso de la DEA en el combate al narcotráfico, y sustenta la muy documentada afirmación de las conexiones de este organismo con las organizaciones criminales del narcotráfico.

Asimismo, Venezuela siempre ha sido reconocida por las Naciones Unidas como territorio libre de cultivos de drogas.

Los extraordinarios avances de la República Bolivariana de Venezuela en materia de lucha contra el tráfico de drogas, que dirigí como responsable de la seguridad ciudadana, fueron reconocidos por organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y constan en los archivos de los organismos jurisdiccionales de Estados Unidos y Colombia, países que también reconocieron el esfuerzo contra el crimen organizado que encabecé, y que no tiene precedentes en nuestro hemisferio.

La firme decisión de enfrentar a las mafias internacionales del narcotráfico condujo al Presidente Nicolás Maduro en el año 2012 a firmar una ley que permite la interdicción de aeronaves del narcotráfico que violen el espacio aéreo venezolano. Gracias a este moderno instrumento jurídico, Venezuela ha destruido, inutilizado o derribado más de cien aeronaves que forman parte de la infraestructura de transporte de droga desde Colombia y países vecinos y que transitan ilegalmente por nuestro territorio.

Venezuela libra una lucha abierta y sin cuartel contra el narcotráfico porque se trata de un delito de lesa humanidad, transfronterizo y porque combatirlo es una responsabilidad que compartimos como miembros de la comunidad internacional.

Venezuela enfrenta también a los carteles de la droga porque nuestro país y nuestro pueblo es víctima del narcotráfico, y en específico, de la poderosa industria del narcotráfico colombiano, principal proveedor de la droga que inunda las calles de Estados Unidos y Europa.

Es mucho lo que usted debería investigar antes de avalar una acusación falsa y temeraria, elaborada por burócratas y grupos de interés anti venezolanos, que sienta un peligroso precedente en la relación entre naciones soberanas.

La decisión de 120 países de rechazar estas medidas ilegales contra Venezuela es una muestra contundente del grave error que constituye la acción unilateral y contra el derecho internacional cometido por la administración norteamericana.

Pero al margen de las consideraciones políticas y geopolíticas, la decisión de la OFAC constituye una grave violación a mis derechos humanos, y lesiona gravemente mi dignidad y mi honor.  He hecho mi vida personal, profesional y política en mi país, al que amo profundamente y al que dedico mi vida a través de un proyecto político que tiene como objetivos supremos la felicidad de nuestro pueblo, la igualdad y la justicia social. No poseo bienes ni cuentas en los Estados Unidos ni en ningún país del mundo, y resulta tan absurdo como patético que un organismo administrativo estadounidense -sin presentar pruebas-  me dicte una medida de aseguramiento sobre bienes y activos que no poseo.

Las pretendidas sanciones, aprobadas por la OFAC, el mismo día de su confirmación al frente del Departamento del Tesoro, son ilegales y violatorias del Derecho Internacional Público. Actuar de oficio y sin prueba alguna, convirtiéndose en policía extraterritorial sin tener facultades para ello, es un formato que viola todo el sistema internacional en materia de derechos humanos, cuya doctrina prevalece en el mundo.

Paradójicamente, mientras una oficina administrativa se toma la licencia de acusar sin pruebas a personas en cualquier parte del mundo –tal como lo reconocen organismos internacionales e investigaciones académicas– la “guerra contra las drogas” ha fracasado en todo el planeta y en el propio territorio de los Estados Unidos. Hoy ingresa más droga que nunca a territorio estadounidense, y una corrupta y poderosa estructura financiera legitima y recicla los dineros sucios generados por este negocio trasnacional, que se roba la vida y el futuro de miles de jóvenes norteamericanos.

Estados Unidos le debe al mundo y a su propio pueblo una reflexión sobre su clamoroso fracaso en la lucha contra el narcotráfico. Allí donde la llamada “guerra contra el narcotráfico” como estrategia unilateral ha sido aplicada, los carteles de la droga son hoy más fuertes que nunca, la producción de drogas ilícitas se ha multiplicado y el negocio se cobra más pérdidas económicas y más vidas.

¿Cuántos jefes de organizaciones criminales del narcotráfico ha capturado EE.UU en su territorio? ¿Cuántos bancos y paraísos fiscales ha clausurado EE.UU por servir de soporte financiero a este gigantesco negocio y crimen contra la humanidad? Mientras se abroga la facultad extraterritorial de certificar, acusar y penalizar a personas y países, Estados Unidos no ha ratificado ninguno de los tratados internacionales en esta sensible materia.

Estados Unidos debe reflexionar y rectificar. Debe rectificar en la aplicación políticas y medidas claramente ilegales en el ámbito del derecho internacional, agresivas e injustas en materia de derechos humanos, peligrosas para las relaciones internacionales, e inconstitucionales, a la luz de la propia carta magna norteamericana.

Estados Unidos debe rectificar, reconociendo que sólo el trabajo conjunto, transparente y la honesta cooperación entre los Estados, puede rendir los frutos que la comunidad internacional y los ciudadanos del mundo ansían en la lucha contra este flagelo mundial.

Soy venezolano, soy bolivariano y soy latinoamericano.  Estoy plenamente convencido de los ideales de independencia, justicia y libertad por los que nuestros libertadores entregaron sus vidas, y estoy dispuesto a correr la misma suerte en defensa de nuestra soberanía, nuestra Patria y nuestro pueblo.

 

Tareck El Aissami

Vicepresidente Ejecutivo

República Bolivariana de Venezuela

Última actualización el Viernes, 24 de Febrero de 2017 01:29
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 3 de 26

Otras Noticias

boton amnistia
BOTON VZLA EN CIFRAS
botomtramites
bot visas
bot twitter
bot faceb
bot sibci
venezuela se respeta boton