República Islámica de Irán presenta logros obtenidos en revolución

Promover la participación y cooperación del pueblo, comprensión y visión política de los ciudadanos, aplicar la justicia en la redistribución de las facilidades del sector público del país, fortalecimiento de la espiritualidad y la ética en el ámbito social, son algunos de los logros históricos de la lucha de la Revolución Islámica de Irán, que fueron presentados este lunes en una actividad realizada en la plaza Bolívar de Caracas.

En este sentido, el embajador de la República Islámica de Irán en Venezuela, Hojjatollah Soltani, explicó los avances alcanzados tras cuatro décadas para el bienestar de la nación, quien además agregó que a pesar de las dificultades económicas y amenazas militares, con ayuda de la Fuerza Armada y de la resistencia, “el pueblo salió a defenderse y convertirse en verdaderamente autónomo”.

Soltani resaltó, que durante la guerra con Irak en 1980 a 1988, perdieron la vida 231 mil jóvenes iraníes, juventud que contribuiría al progreso revolucionario; hecho que los motivó a multiplicar fuerzas para salir victoriosos de los bombardeos que atacaron a la nación durante esos ocho años.

Por otra parte, el Embajador resaltó que Irán continuará extendiendo convenios con Venezuela en el área social, cultural y económico. Y dio como ejemplo las 18 plantas instaladas de empresarios iraníes para contribuir en el abastecimiento de alimentos, y las 27 viviendas construidas en suelo venezolano, línea de colaboración que continuará fortaleciéndose entre ambos países.

Añadió que a pesar del esfuerzo que hace el imperio estadounidense por continuar sus ataques a través de las mal llamadas sanciones, que no son más que medidas de terrorismo económico, la Revolución Islámica de Irán seguirá trabajando arduamente para el bienestar y la protección de un pueblo que durante años ha sufrido guerras.

La Revolución Islámica de Irán fiel a sus ideales

En este contexto, el coronel Kiani, agregado militar de la República Islámica de Irán en Venezuela, describió el sistema de su nación como “una revolución poderosa y a la vez bondadosa”.

Exaltó que el enemigo al imponer la guerra estaba buscando estrangular la Revolución Islámica, y tras esta contienda de años, alentó a las fuerzas revolucionarias y les fortaleció el espíritu de cooperación.

“En la guerra perdimos gran número de seres queridos y sufrimos cuantiosos daños materiales, pero del pueblo emanaba bendiciones, valores, dignidad y autoconfianza”.

En este contexto, el director del despacho del viceministerio para Asia, Medio Oriente y Oceanía, Robert Noriega, extendió su apoyo hacia Irán en la construcción de programas y proyectos de forma conjunta que brinden a ambas naciones el mismo nivel de desarrollo.

“Cuenten con nuestra Patria para seguir ampliando horizontes, porque cuando un país decide ser soberano, los pasos que da son agigantados. Irán es ejemplo por los objetivos que ha construido”.

Aseveró que el imperio siempre buscará minimizar la voz de Venezuela, de Irán y cualquier otro país libre, pero desde el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, “continuaremos trabajando por la Diplomacia Bolivariana de Paz, e instando al entendimiento a fin de cumplir la voluntad soberana de nuestro pueblo”.